User Avatar

Metodo COR

Los cambios de estación y tu cerebro

Claudia Miraglia
Claudia MiragliaPublished on December 09, 2022

¿Cómo nos afectan los cambios de estación? ¿Tiene el clima algún impacto en nuestra salud mental? La respuesta es sí, sí que impactan nuestra salud mental los cambios de estación, ya te he hablado de cuando salimos del frío y suben las temperaturas… hoy hablaremos de lo contrario: cómo la baja de la temperatura tiene un impacto no solo en nuestras rutinas, sino también en nuestra salud mental. 

Las estaciones son determinantes en múltiples aspectos para los seres vivos, por ejemplo, en el caso de los animales los cambios climáticos determinan sus ciclos de reproducción e hibernación. En el caso de los humanos, las estaciones tienen el poder de influenciar nuestros estados de ánimo, las hormonas, neurotransmisores e incluso hay estudios que dicen que influyen sobre nuestra capacidad intelectual.

La llegada del invierno en el hemisferio norte de la tierra trae consigo días con menos cantidad de luz, mucho más fríos, pueden ser muy húmedos llenos de lluvia, granizo o con grandes nevadas. 

La falta de luz en invierno puede crear un desequilibrio en tu reloj biológico. Esto también es conocido como ritmo circadiano, el cual define el horario del cuerpo en todo lo relacionado con procesos físicos, mentales y de comportamiento. Si cambia tu ritmo circadiano, comenzarás a experimentar modificaciones en tus estados de ánimo.  

Otro inconveniente de la llegada del invierno y tener menos horas de exposición solar tiene que ver con un desequilibrio en el nivel de serotonina. Recuerda que la serotonina es el neurotransmisor por excelencia asociado con la felicidad. La luz del sol juega un papel importante en la regulación de la serotonina, por lo que cuando no recibes la suficiente, tus niveles pueden disminuir y hacerte sentir infeliz

¿Qué herramientas activa nuestro cerebro durante el invierno? En esta época del año nuestra atención se ve disminuida considerablemente, esto podría estar relacionado con asuntos meramente evolutivos. Ante el hecho de que en invierno habría menos recursos alimenticios, el cerebro realizaría una optimización de la energía para guardarla y utilizarla en verano donde estaría más alerta para la búsqueda de alimentos.

Conocer cómo impacta el clima en nuestro organismo y nuestro cerebro, hace que podamos manejarnos mucho mejor durante el invierno y optimizar los recursos que tenemos disponibles para mantener nuestra salud mental.  

¿Cómo te ha afectado este cambio de estación?

 

Visita mi canal de Youtube y chequea esta última sesión de meditación para trabajar en el estancamiento.

Comienza tu práctica hoy aquí

Metodo COR Newsletter

Get occasional updates from Metodo COR in your inbox